miércoles, 22 de mayo de 2013


               The Same Old Game II


      X X V I I

 
Madrugada sin rumbo,
febril desasosiego,
apenas un latido
y no me reconozco.
Amante, si quisieras
llevarme hasta la isla
donde duerme el deseo
en cuna de oleajes,
le daría sentido
a este sueño inhumano
que ahora es mi vigilia.
Allí, convaleciente
de toda plenitud,
detendría la noche
para hallar tu mirada
y aplazar el regreso
a lo desconocido.


                                                    (de LOS PULSOS CARDINALES, 2010)

Lienzo de Jack Vettriano

2 comentarios:

  1. "...convaleciente

    de toda plenitud"

    Impresionante.

    Toda la luz.

    ResponderEliminar
  2. Gracias, Ana, toda la luz también para ti.

    ResponderEliminar