martes, 23 de mayo de 2017




                           CONSEJO DE LOS DUCES

  
                                           -Sala del Consejo Mayor- (Palazzo Ducale)

  
Al entrar en la sala, Tintoretto
me abrió su Paraíso. Convertía
la luz en realidad aquellos cuadros
-tú, Francesco Foscari, lo soñaste-
de Bassano, acogiendo sus victorias.
También yo descubrí que por la altura
de las paredes, sólo unas miradas
serenas prodigaron claridades
-tú, Marino Faliero, lo perdiste-
al eterno consejo de los duces.


                                         (de CENÁCULO VINCIANO Y OTROS ESCORZOS, 1985)

lunes, 22 de mayo de 2017






























       SANTO PATRIMONIO
 

Cuando el jefe regresa del despacho,
la casa está vacía.  

Contempla en el espejo
su rostro envejecido
por las miles de horas que le cuesta
mantenerse en el cargo.  

Su mujer aún no ha vuelto de las compras,
ella sólo trabaja
con tarjetas de crédito,
pues el jefe permite
que gaste su salario
para que tenga alta la autoestima
y le deje tranquilo.  

Y aunque se reconoce
rehén de los pucheros
y de la ropa limpia,
lo que no haría nunca
es tener que firmar una sentencia
que divida su santo patrimonio.


                                                   (de GALERÍA DE INSOMNES, 2016)

Lienzo de Francis Bacon

domingo, 21 de mayo de 2017





















LIBRERÍA  LELLO  E  IRMAO
 

Cuánto tiempo buscando aquel capítulo
hasta llegar aquí, para leerlo
en forma de vidrieras o raíles,
para tocar sus hojas de otro modo. 

Alguien dejó caer algún volumen
cuyas letras borrosas acuñaron miradas
sin saber que un instante de lectura supone
la apócrifa visión de lo sagrado. 

Has abierto tus ojos para siempre.
Más allá, la escalera, como intacto vestigio
donde el hombre, sus pasos y el arte se bifurcan,
tapiz amaderado de la historia. 

Cuánto tiempo buscando aquellas páginas
hasta verlas aquí, con otras luces
y aromas de café sobre la mesa,
hasta creer que siguen existiendo.
 

                                             (de ES INÚTIL QUE DUERMA, 2015)

viernes, 19 de mayo de 2017

miércoles, 17 de mayo de 2017






















             EL MEDIODÍA
 

La alberca, confinada entre sus brillos,
esponjosa de cal y reverbero,
daba albergue a aquel cielo delirante
bajo el que preferías no encenderte. 

Plenitud de calor, plena la hora
de diversión acuática, de apremios
por querer alcanzar alguna umbría
donde era más calmado el regocijo. 

Oh cándida altivez, tu llama ilusa
se perdió entre los soles de aquel tiempo,
de aquellos mediodías cegadores
alentando su imagen fascinada. 

Quién hubiese guardado tanta luz.


                                                    (de EL PRIMER REINO, 2015)