domingo, 12 de junio de 2016


 


         LUZ  AFILADA

 
No sabías que todo terminaba
por parecerse al filo del diamante,
a la línea violeta
de una luz peregrina
que tensara el estío.
Todo acababa en otra soledad sin fianza,
recuperando instantes para apurar despacio
aquel cáliz de sol que tus ojos bebieron.
Sentiste que aún ardías
al otro lado de tu desventura,
que las palabras huecas
se llenaban de duelo contenido.
Dónde llegó a varar tanto fracaso,
a qué orilla de acacias
se encaminó la fuente
ignorando la sed que te rendía.
Todo acababa en otra verdad aquella tarde,
solitario motivo para el adiós certero
al término afilado de la luz de sus ojos.


                                                          (de DANAIDE, 2012)

Lienzo de Jack Vettriano

No hay comentarios:

Publicar un comentario