jueves, 4 de mayo de 2017























   EL  CERCO  DE  LA  NOCHE

 
Dejar a un lado el cerco de la noche
es cerrarle la puerta al resplandor
que no se adentraría
más allá de lo exacto.
Hay tanta oscuridad como caminos
reverberando huellas luminosas,
las mismas que sirvieron
de huida hacia  el origen invisible.
Dejar a un lado todo
cuanto acerca la muerte
es dar con los confines de sí mismo,
más aún que el ocaso.
Pero las sombras nunca te traicionan.
Engendran su agonía
en tu propia mirada,
aunque después celebren el triunfo
de seguir existiendo
más allá de lo humano.


                                                   (de VOZ MEDIANTE, 2006)

No hay comentarios:

Publicar un comentario