domingo, 24 de enero de 2016




             
















                                   PLAZA NUEVA


Aquellos días fueron como tantos…
La misma lluvia, el mismo sentimiento,
idénticas palabras vespertinas
e iguales sombras tras de nuestras sombras. 

Aquellos días, al final, se hicieron
pórtico de futuros despertares,
a pesar de saberse reducidos
a una cita sin más en Plaza Nueva. 

Tú volabas despacio, como abriendo
atmósferas de calma y de ternura.
Yo sentía tu brisa por mis manos
y aprendía a elevarme suavemente. 

Mi recuerdo es ahora como un cuadro
de Monet, de Renoir… Ya no hay siluetas
plasmadas en la esquina del otoño
que me sigan citando a aquella hora
en Plaza Nueva. Fueron deshojándose.


                                                          (de AVES DE PASO, 1991)

No hay comentarios:

Publicar un comentario