sábado, 30 de mayo de 2015





     MEDIODÍA EN MILÁN


Mediodía en Milán. Espesas nubes
abandonan su gris en Vía Brera,
y una llovizna cubre de misterio
a todas las estatuas. Voy errante,
buscando ese rincón inmarcesible
donde darle quietud a mi aventura.
Mediodía, tal vez, es la mirada
marmórea de Leonardo; acaso, un templo
que mana claridad… Las horas dejan
pasar este Milán indefinido.


                              (de CENÁCULO VINCIANO Y OTROS ESCORZOS, 1985)

No hay comentarios:

Publicar un comentario