martes, 6 de enero de 2015

REYES MAGOS (y V)




















   ... aquella niña de los años sesenta que hoy les habla, eleva una súplica con este último poema:

            Ojalá que las mismas emociones
            de la infancia rellenen esa hondura
            donde nos abismó tanta aventura
            como probaron nuestros corazones. 

            Hemos de abrir ventanas y balcones
            para que todo muestre su postura
            de solidaridad, con esa holgura
            sevillana y cabal, sin más razones. 

            Ojalá que los niños sigan yendo
            cada invierno a Belén, y que se adentren
            en esa escena única y vibrante. 

            Hemos de disfrutar amaneciendo,
            y que los Reyes Magos nos encuentren
            regalando la vida a cada instante.

(del PREGÓN DE LA CABALGATA DE REYES MAGOS DEL ATENEO
DE SEVILLA, 2003)

                                
 
 

2 comentarios:

  1. Hermosa súplica María, ojalá que se cumpla. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, María José, y espero que tu sueños también. Abrazos.

      Eliminar