sábado, 7 de junio de 2014


            


      MERCADERES

 
Valgan las abundancias
que desde entonces rondan
simétricos estantes,
ávidas medianías
fielmente recamadas. 

Ha cambiado el solsticio,
pero nunca la impronta
de verse bajo telas
cuya altura reduce
partidas entre cielos.

Valga el oro
del mundo
para entregar sus panes
a un cesto de belleza. 

Porque se acuñan tiempos
como maravedíes.


                                                                (de LIENZOS DE CAL, 2008)

No hay comentarios:

Publicar un comentario