jueves, 8 de mayo de 2014


     


              XLV

 
Tu búsqueda no tiene
final, es un suplicio
destinado a quien trata
de rozar el consuelo,
su paz definitiva.
Nada sirve de hallazgo,
tal vez alguna tregua
evocando silencios
incontestables, nada
salvo tu propia vida.


                                            (de REGAZO E INTEMPERIE, 2007)

No hay comentarios:

Publicar un comentario