sábado, 22 de marzo de 2014


 


    EL ARTE DE LA FUGA

 
Limítate a vivir y deja a un lado
los principios de todo, los finales
de tanta realidad como te azota. 

No concedas más tiempo a cuanto fuiste;
es preferible oír a ser oído
mientras gane el silencio de tu causa. 

Los ecos del deseo no perdonan,
debaten en ti misma sus razones
para hacerte morir de insuficiencia. 

Limítate a llegar a alguna parte,
aunque nadie te espere. Vive luego
entre dos luces, siempre a pie de estrella.


                                                           (de POLIFONÍAS, 1997)

Lienzo de Steve Hanks

4 comentarios:

  1. Con la sencillez de la perfección poética y moral se envuelve esta epístola, María. Poesía hecha para el concilio del hombre consigo mismo. Qué goce debe ser el instante de escribirla. Qué goce el de leerla.
    Mil gracias de uno de tus lectores madrileño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Paco, por tus emotivas palabras. Para mí también está resultando un goce tu libro "Cuerpo, casa partida", que aún estoy leyendo. Abrazos.

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. Muchas gracias y otro saludo cordial y de primavera.

      Eliminar