lunes, 3 de septiembre de 2012


                  
                       Murmullos del mar (Williamson Art Gallery & Museum)



LE PUSISTE SU NOMBRE
a los lirios de mar, a los corales
anclados en el fondo de la ausencia.
Apenas devolvían
sus ecos cristalinos,
casi no revelaban otra música
que unas notas yacentes.
Pero tú lo llamaste
como si no existiera la certeza
de saber que en el templo resonaba
siempre el mismo silencio
carnal y despiadado.


                                                           (de EL TEMPLO DEL ALBATROS, 2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario