jueves, 21 de junio de 2012

        
             
               Desarraigo obligado (Diego Carabelli)


EL DESARRAIGO


Difícil es no hallarse
con uno mismo en cada
recodo de la vida;
enterrar las raíces
en el lado más hondo
de la propia conciencia. 

Pero hay quien, sin embargo,
debe dejar sus cosas,
su morada, su huerto,
y olvidar que los tuvo,
y hasta arrancarlo todo
de la mirada pura
donde, al menos, estaba
seguro de su llanto. 

Difícil es tenerse
que encontrar uno mismo
detrás de cada día,
si no existe la lluvia
y el sol para volver
a surgir de la nada.


                                           (de TANTO VALES, 1996)

2 comentarios:

  1. Me encantó este poema. Su final, para nota.
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Carlos, por seguir mi blog y mi poesía. Un beso.

    ResponderEliminar