viernes, 7 de octubre de 2011

              


                 FAROLAS

Pronto amanecerá. Las sombras deben
olvidar que una vez, para mis ojos,
tomaron muchas formas conocidas;
se hicieron hombres dulces o furtivos,
caballeros andantes de la nada,
cuerpos sin otro nombre que el silencio.

Pronto amanecerá. Hay otras sombras
detrás de estas farolas que perfilan
mi figura, mi estancia en el paseo.
Son las sombras de un sueño irrealizable,
que dan muerte a una luz casi cercana,
casi adentrada ahora por mis vanos.

Ya amanece. Se apaga todo. Busco
el camino de vuelta. No lo encuentro.
Estoy perdida en mí, soy otra sombra
de aquellas que conducen al olvido.


                                           (De PASEO DE LOS MAGNOLIOS, 1995)

No hay comentarios:

Publicar un comentario